Sostenibilidad en el hogar I parte. Mi actualidad

Estamos en el ecuador de #juliosinplastico y quería contaros un poco donde estoy yo en este proceso y de nuevos desafíos que se me presentan, donde no se trata únicamente del plástico sino de un movimiento más global, que puede llegar a ser una filosofía de vida. Unos primeros pasos para descubrir y abrir la mente al minimalismo, nuevos conceptos, nuevos puntos de vista hacia los animales, nuestra salud y la del planeta donde vivimos…

En lo que concierne a mi hogar tengo un elevado control de lo que entra y sale en él y puedo decir que aunque imperfecta puedo estar contenta del camino trazado poco a poco con conciencia y hasta donde he llegado referente a la sostenibilidad en mi vida.

Baño; jabón, champú y pasta de dientes en formato sólido, cepillo de dientes y para el pelo compostables, cuchilla de acero inoxidable, desodorante hecho por mí, botiquín mínimo con productos compostables y aunque utilizo el bidé también el papel higiénico reciclado. No utilizo otros productos ni me maquillo así que esto es todo.

Cocina; utensilios duraderos, de materiales respetuosos o de 2a mano provenientes de la cubertería familiar, algún electrodoméstico que espero que su vida útil sea muuuy larga y recipientes para el reciclaje.

Nevera y despensa; productos veganos, ecológicos y de temporada (no tengo procesados veganos como amburguesas, ya que acostumbran a ir envasados en plástico. Si quiero algo lo hago yo con los alimentos que tengo) envases reutilizables y envoltorios respetuosos.

Armario; ropa de 2a mano y si compro algo nuevo intento que sea lo más ético y sostenible posible. Aún utilizo prendas de cuando era adolescente 🙈

Limpieza; productos naturales sin contaminantes hechos por mí o comprados a granel.

Tiendas; @tresunces3 y @opcinatura.

Transporte por la ciudad; mi bicicleta de 2a mano o mis piernas.

Siguientes pasos en mente; aunque separo los restos para hacer compost mi idea es hacer mi compostaje y aprovechar este recurso para cuidar las plantas de casa. Además poner un filtro de agua en el grifo al que le tengo echado el ojo para mejorar la calidad de esta (el eSpring de la cuenta @aguasinplastico

Aunque imperfecto ha sido un proceso de años. Algunos pasos no me costaron nada y los he llevado siempre conmigo, pues la educación de mi madre sobre el cuidado de las cosas, la ropa y el consumismo hicieron sus frutos mientras yo crecía. Y al independizarme poco a poco, no dando todo por hecho, preguntándome sobre lo que me rodea e informándome, he incorporado nuevos hábitos más sostenibles y respetuosos conmigo, los animales y el medioambiente.

Eso sí en este julio sin plástico se me presenta un nuevo reto y una nueva ilusión. El siguiente post tratará de ello, pues voy a ser madre y dentro de mi inexperiencia quería hablar sobre lo que he hecho hasta ahora para que su llegada sea lo más sostenible posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *