¿Por qué Veganismo?

Uno de los cambios más significativos y gratificantes que he hecho es hacer del veganismo mi forma de vida. Rechazando el consumo de productos derivados de ellos; carne, pescado, lácteos, huevos, miel, lana, seda… y el rechazo a la explotación de los animales; trabajos forzados en circos y ferias, cautiverio en zooloógicos, la tauromaquia, pesca deportiva, escalvitud, festejos con tortura…

Éticamente hablando se trata de un movimiento donde los animales dejan de ser considerados como objetos, seres inferiores y sin derechos para reconocerlos como seres libres. Actualmente, para una gran parte de la población, muchas clases de animales son consideradas cosas destinadas para el consumo del ser humano. Otro tipo de personas simplemente disfruta con ello… pero éticamente hablando dudo de su humanidad y ahí lo dejo.

Se trata de cientos de millones de vidas animales arrebatadas y explotadas porque son de una especie determinada y por la cantidad de dinero que puedan generar a una empresa. Esto también determina a qué edad se van a asesinar o serán tratados con antibióticos, hormonas u otras cosas experimentales para que produzcan más cantidad de un producto en concreto, lo cual lleva a dolencias y consecuencias físicas, mentales y menor longevidad de estos animales. Punto aparte, todos los animales de “granja” no poseen el derecho a una vida digna y la ley no los protege de la tortura o el asesinato, total… sólo existen para el consumo humano. Se calcula que se sacrifican unos 3.000 animales por segundo.

Otra de las razones porque se defiende el veganismo es porque la industria ganadera es una de las principales responsables del cambio climático. 

  • Grandes extensiones de terreno deforestado para la ocupación de animales y otras muchas sembradas para alimentarlos (sobre el 36% de los cereales y el 74% de soja que se cosecha en el mundo es destinada a los animales de “granja”. En la otra cara de la moneda, si destinasemos esa cantidad de comida a las personas sin recursos, se calcula que podrían alimentarse 2.000 millones de personas)
  • Gasto de una cantidad desorbitada de agua (un 70% de las reservas de agua dulce) para regar y alimentar
  • Las emisiones de gas que producen (La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura confirma que la industria ganadera genera más gases de efecto invernadero que toda la industria del transporte)
  • El transporte
  • Sus residuos (contaminan grandes cantidades de agua, con antibióticos y hormonas para asegurar un rendimiento “óptimo” y pesticidas usados para su alimentación)



¿Os imagináis utilizar estas extensiones de siembra y los litros de agua para alimentar directamente al ser humano?¿Sabéis que se podrían sustentar a más personas con menos agua, menos terreno y contaminando menos?

Y la industria pesquera tampoco se queda corta.

  • Destrucción de arrecifes
  • Destrucción de suelos marinos (hábitat de peces “no objetivo”)
  • La demanda pesquera está acercándose a los límites de la producción
  • La pesca excesiva está agotando ciertas poblaciones y la productividad
  • Destruye la cadena alimenticia marina
  • Contaminación de los mares por aguas industriales, plásticos, químicos agrícolas, detergentes domésticos, aguas residuales no tratadas… causantes de la drástica disminución de peces o cambios en la composición de las especies (peces consumidos por humanos)

También decir que una alimentación vegana, sin procesados, aporta lo mismo nutricionalmente hablando y muchas veces con más cantidad que lo que pueda aportar la carne y sus derivados (proteínas, grasas…) Por contrapartida la industria cárnica acepta ciertas cantidades de pus y antibióticos en sus productos, los cuales van a parar al organismo del consumidor. Se ha demostrado científicamente que comer carne aumentan las probabilidades de contraer cáncer (que no quiere decir que se va a tener cáncer por comer carne…), que al comer según qué pescado se consumen contaminantes (muchas veces producidos por la industria ganadera y/o textil), mercurio, anisakis, microplásticos…

Por otra parte, los lácteos en particular contienen grandes cantidades de estrógenos (entre el 60% y el 80% de los estrógenos que consumimos).

Vector B12

De todas formas aquí no se salva nadie. Es recomendable adquirir los alimentos veganos que sean ecológicos, sobretodo los de hoja verde por los insecticidas, pesticidas y polución que admite la industria alimentaria. Eso sí, la gran diferencia de una u otra “dieta” es la aportación de B12 (unas personas la adquieren a través de carne de animales que a su vez han sido suplementados con ella y otras personas la toman en pastillas) ¿entonces no vale la pena que los humanos nos suplementamos directamente B12 antes que asesinar y maltratar a otros seres vivos?

 

Finalmente decir que existen alternativas y se pueden utilizar otros productos para hacer ropa, cosméticos, velas… sin el abuso de ningún ser vivo y a la vez que sean procesos y actos más sostenibles.

¿Se puede seguir siendo ajeno a la masacre de animales y al cambio climático…? yo tampoco fuí consciente…

Se trata de empezar, de hacer pequeños pasos sin agobiarse ni culparse si no se logran e ir avanzando paso a paso. ¡Siempre que sea posible y primando la salud de uno!

 

Y ya sabemos que hay trabajadores de estos sectores que se implican en el bienestar y/o el menor daño hacia los animales y al ecosistema, pero seamos realistas… son taaan pocos y aún así ¿vale la pena al tener una alternativa? Os animo a investigar sobre el abuso de animales para el consumo de carne, lácteos, vestimenta, experimentación… empezando por artículos y luego con documentales y videos si lo veis oportuno. Aviso que las imágenes pueden ser muy impactantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *